Pequeñas reflexiones en el viento del sur

Todo lo que hay en el mundo tiene sentido, hasta el detalle más "tonto" e
insignificante, a eso es a lo que YO
llamo centro de mi atención.




lunes, 24 de enero de 2011

Todo tiene un límite.

Mi limitaré a decir, que si no lo has querido coger, no ha sido por mi. Que si no has querido estar ahí, no ha sido por mi. Que si no has querido seguir, no ha sido por mi.. Y no te echo las culpas, simplemente te estoy reiterando lo que has hecho. La verdad...
¿Piensas que soy fuerte? Lo soy, bastante he aguantado con tus palabras que hacían que la esperanza reviviese y cobrase vida, aunque yo no quisiese que eso pasase.
He tenido que aguantar que me digas cosas que me hacían daño, y todo, ¿por qué? ¿POR QUÉ? Porque necesito verte bien, si no lo estás.. Y porque necesito que si no soy feliz yo contigo, tú lo seas con otra persona. ¿Piensas que para mi todo esto es fácil? Otra vez, digo que no. ¿Cuantas veces te lo voy a decir? Parece que no te das cuenta... O que no te quieres dar cuenta.
¿Que te diga otra vez que no lo has hecho bien? ¿Por qué quieres que te lo diga? No lo entiendo. Creo que deberías saber que lo estás haciendo mal o bien, si que nadie te lo tenga que decir. Estoy harta de tener que dar la mano cuando no recibo ni un sólo dedo para aguantarme y agarrarme cuando lo necesito. Estoy harta de dar y no recibir nada. Sí, recibo que me digas que quieres verme.. Pero, es lo único. Después recibo te quieros de personas, y no son para mi.
Entiende lo que quieras... ¿Yo? Pasaré mejor.
Lo siento.