Pequeñas reflexiones en el viento del sur

Todo lo que hay en el mundo tiene sentido, hasta el detalle más "tonto" e
insignificante, a eso es a lo que YO
llamo centro de mi atención.




jueves, 7 de octubre de 2010

Felicidad-miedo.

Como cambia la cosa... Nunca me había fijado.
Ha llegado un punto en el que cuando me preguntaban qué tal, se hacía monótono el decir.. Bien, como siempre supongo.. Pero nunca era bien, de verdad. Lo que pasa es que pasaba de que me preguntasen siempre. Era la misma respuesta fuese la hora que fuese, fuese el día que fuese..
¡Pero hace una semana casi, ha cambiado la cosa!
Ahora mis contestaciones son totalmente diferentes. ¡Es un: muy bien!
Estoy feliz, a eso llego. Pero simplemente ha cambiado un aspecto en mi vida. Y ha cambiado tanto en cómo me siento... ¡Que me asombra mucho!
Pero aún así me alegro, ya era hora de tener esa respuesta.

Pero esta sensación, me provoca una sensación de miedo. Miedo, a que dentro de poco vuelvan las contestaciones en las que mentía.

¿A qué esperas?


Piensa en eso que sientes y bésame.

Entre mucha gente.


No nos hemos equivocado al ver que no podíamos resistirnos a esa tentación que se nos pasaba por la mente cada vez que una mirada se cruzaban en medio de la gente...

Y es que, cuando me cogiste del cuello y me miraste los labios, todo se disfuminó. Me empezó a temblar la voz, pero no me escuchabas.. Era la voz de mi corazón cuando corría a gran velocidad.

Me temblaban las manos, no sabía qué hacer. Si seguir o parar la situación que me estaba matando de felicidad.

Un beso.. Y otro. ¡Eramos inmunes a todo lo que pasaba a nuestro alrededor!

Solo se que no podía respirar, entre mi corazón latiendo sin parar y que no me dejabas espacio con ese afán de no soltarme.. Pero eso, compensaba lo feliz que estaba siendo en ese momento..

Me mirabas y no podía creer que fueses tú, no reconocía esa sonrisa tan de cerca. La había visto de lejos y a otras/os, pero ¿a mi? Pues sí, era para mi... Sólo para mi...