Pequeñas reflexiones en el viento del sur

Todo lo que hay en el mundo tiene sentido, hasta el detalle más "tonto" e
insignificante, a eso es a lo que YO
llamo centro de mi atención.




sábado, 19 de junio de 2010

Slow down.

I just wanna get to know you.. You make me feel so good.

HAZLO

Qué situación más extraña.

Solo quiero que te espabiles, que seas consciente de que eres increíble. Pero que necesito un poco más de ti.
Solo necesito que cuando me quieras decir algo, me lo digas. Que cuando quieras quedar, quedes conmigo.. Y no te lo pienses. Que salgas.. Y no estés a lo tuyo siempre. Y simplemente.. Que te dejes llevar.

TOUCH THE SKY WITH YOU.

Contigo solo hay una manera de acariciar los labios, con la mano en la nuca... y por supuesto, nunca se acarician los labios con los dedos... Lo sabes ya, ¿no?

Hablan a escondidas.


Tus ojos me han dicho que quieren ver mi sonrisa siempre. Y tus labios seguir besando los míos...
Me lo dijeron ayer cuando dormías a mi lado.

jueves, 17 de junio de 2010

¡Decisivo!

-Puedes ganar esta última partida, estás en la recta final. ¿Ahora te vas a rendir?-.
-No, solo quiero que estés conmigo, se que si estás cerca.. La podré ganar. Dicen que es uno de los juegos más supersticiosos y creo que mi superstición eres tú. No lo creo.. Lo sé a ciencia cierta. Ya lo he comprobado.. E incluso hará que me haga daño en un mal movimiento-.
-No puedo estar pero seguro que tienes suerte y no te pasa nada de eso. Concentrate.. Solo eso es lo que te hace falta-.
-Pero necesito que estés conmigo..-

A la mañana siguiente empezó el partido. Un sol que resplandecía sobre el terreno de juego. Todo preparado, cada fotografo atento a cualquier hecho que sucediese importante. Las camaras retransmitían cada segundo.. Y cada gesto de las dos jugadoras, tanto mía como de ella. Sonrisa o incluso un gesto de odio de una a otra. Ya que tuvimos algun que otro roze anteriormente -eso para la prensa es lo mejor del partido, más que el resultado incluso-. Los recoge-pelotas, preparandose... Toallas y demás preparadas. Plátanos que no falten.
Cuando una voz dice: -Empecemos, señoras y señores silencio porfavor-.

Empieza el desafío, nunca lo había sentido como una competición pero era el partido más importante de mi vida. Y sentía que si no lo ganaba era un gran decepción.. Para mi y para mis seguidores, por supuesto para toda la gente que le importaba, mi familia y él.

El partido empezó con mal pie, llamemoslo así. Su rival, tenía un buen saque. Fuerza y decisión.

En una o dos ocasiones, la bola fue a mis pies. Imposible llegar a ella.
Otra vez.. a la red. Y es que no podía hacer nada, no me concentraba.
Cuando una vez saqué y tuve oportunidad: miré al cielo: -Dios, haz que se acabe este partido-.
Empezó a llover.. No me lo creía porque nunca lo hubiese pensado antes.
Se suspendió entonces.. Ya que resbalé en una de las veces que le fui a dar a la pelota.
Entré en los vestuarios, me senté y empecé a pensar en lo que podía haber fallado, todos los saques.. Y solo encontraba respuesta cuando la imagen de él se venía a mi cabeza. Entró alguien.. Era él.

-¿Tu no te ibas? ¡No venías! ¡No podías!-.
-Sí, yo también creía que me iba. Pero me he dado cuenta que te quiero y que estaré en tu último partido-.
-¿Qué has dicho?-
-Que te quiero...
Un abrazo nos unió...
Hablamos mientras fuera me esperaban para poder seguir con el juego-ya había dejado de llover-.
Salí a la pista. Y él se sentó. No lo veía por ningún sitio. Jugué con más fuerza, pasión. Y en el momento decisivo, cuando un empate desató mis nervios. Miré al público, seguí mirando.. Pero era imposible entre tantísima gente encontrarlo.
Una milésima de segundo antes de llegar la pelota a rozar mi raqueta, lo ví. Con cara de intriga y desesperación.
Saqué con todas mis fuerzas, y en menos de un minuto la pelota desapareció detrás de mi rival... ¡Había ganado!
Increíble, qué simple fue.
Quien diría que algo tan importante se decidiera con solo tener a alguien.

Salí a correr, entre la gente con banderas de EEUU. Le dí un beso a mis padres y a mi hermano que habían estado allí viendo mi victoria.
Y fui a buscarlo..
-Sabía que lo harías-.
-Gracias.-
Me abrazó fuerte y no hacía falta nada más.



Wimbledom.

miércoles, 16 de junio de 2010

Movimientos transformados en arte.

-Porque bailas.. como quien respira... Y parece tan fácil, me tranquilizas.. Me ayudas a olvidar el pasado y vivir el presente, sin peros.. Sin por qués-.
-Eso es lo que quiero..-
-Pero ya lo hacías desde antes. Tus movimientos se transforman en arte cuando mi cabeza los procesa a cámara lenta y llega a apreciar hasta la última parte de tu cuerpo en movimiento-.
-Cuando me miras, me transmites tanta fuerza, que no me cuesta. Todo el cansancio que a veces me aporta 3 horas de baile, fuesen olvidadas y en una milésima de segundo desapareciese-.
-Quizás.. Es porque dentro de mí, algo me dice que llegarás lejos y todo eso se refleja en la fuerza que te llega.. ¿Puede ser?-.
-Será eso, pero si no lo es.. Gracias. Gracias por apoyarme y saber que a alguién le hago feliz con una cosa tan simple-.