Pequeñas reflexiones en el viento del sur

Todo lo que hay en el mundo tiene sentido, hasta el detalle más "tonto" e
insignificante, a eso es a lo que YO
llamo centro de mi atención.




miércoles, 20 de octubre de 2010

Muros y muros, irrompibles por lo visto.


No nos paramos a pensar, detenidamente y con precisión cada consecuencia de lo que estábamos haciendo. Y ahora cada segundo que pasa, evitamos pensar en el error cometido.


Pero siempre queda una cosa, y es la ilusión que tuvimos los dos por empezar algo loco, algo sin pensar en el futuro. Nos dejamos llevar por el énfasis, la desesperación por tenernos mutuamente, por las ganas locas de besarnos.


Y es que he sido tan feliz, que ahora cuando se me vienen a la cabeza sentimientos revividos que no existen.. Hace que una leve tristeza abrace mi corazón.

Y es que ese abrazo, dividen esas ganas de buscar algo mejor. Hay un muro, un muro que se destruirá a base de palos.. Hasta llegar al punto sensible, rojo.. Y con pulsaciones constantes y bruscas.

Lleno de metáforas que quitan hierro al asunto, pero sin quitar sentimiento a la emoción de estar juntos..


Y se que ese punto sensible, existe dentro de mí. No es grisáceo y duro, con afiladas puntas.

No, no.. Lo vi, hace algún tiempo abrieron un agujerito en el muro pero no lo destruyeron.. Como consecuencia se regeneró en un tiempo.


¿Destruyes ese muro?

No hay comentarios: